Los paspartús son marcos de cartón que separan el dibujo del marco y del vidrio. Su función no solo es estética ya que protege el papel del marco. Estos paspartús destinados a realzar la belleza de tu cuadro están hechos sin ningún componente ácido y tienen un pH neutro. Se caracterizan por su larga duración y alta resistencia contra la luz.

¿Cuándo pedir un paspartú?

El passepartout es muy adecuado para pedir una acuarela, un dibujo o un boceto.

Puede comprar un passepartout con todas las reproducciones pero le aconsejamos que elija esta opción especialmente para las pinturas del siglo XVIII, porque la invención del passepartout se remonta a esa época. Sin embargo, los passepartout no solían añadirse a las pinturas al óleo sobre lienzo. De hecho, sólo raramente se ven cuadros con passepartout en los museos.

El passepartout generalmente no se recomienda para obras pintadas al óleo sobre lienzo y para frescos. Sólo se puede añadir a las reproducciones en papel y no a las en lienzo.

Si pide un paspartú con marco, su imagen estará protegida por un cristal que cubre tanto la imagen del cuadro como el paspartú.

IDEAL PARA EL PAPEL
ARTESANAL, TORCHON Y ACUARELA

El papel artesanal con los bordes rasgados a mano es fabricado por la empresa Hahemühle. Los bordes son rasgados a mano y por lo tanto son irregulares. Los paspartús se adaptan muy bien a este soporte de impresión, realzando su reproducción.

Larga duración garantizada

Los cartones de nuestros paspartús están hechos con componentes libres ácidos y son pH neutro. Se caracterizan por una larga duración y resistencia contra la luz.

Passepartout tradicional

Passepartout con elevación

ir al principio de la página